Placas solares proyectos
Placas solares proyectos

Proyectos placas solares



Resumen: Los beneficios de los proyectos de placas solares, van más allá de las bondades técnicas de las instalaciones. La energía de agua solar térmica debe cubrir el 60% de la demanda en los proyectos de nuevas construcciones. Los costos del proyecto de instalación de paneles solares se reducen cuando los equipos se montan en serie.

Todo proyecto técnico para la instalación de placas solares que se precie para una vivienda, debe tener en cuenta el tipo de casa, nunca será igual proporcionar agua caliente para una instalación familiar, que para una construcción pública o de uso social. El proyecto debe ajustar el nivel de energía necesaria para atender todas las necesidades y servicios.

Los proyectos de instalación de placas solares deben tener en cuenta también las normativas específicas que, en materia de edificación y de dotaciones, deben contemplar determinadas construcciones. Un ejemplo, la energía de agua solar térmica debe cubrir, al menos el 60% de la demanda en las construcciones nuevas o en las que se reformen de manera integral. El coste de las instalaciones que acompaña al proyecto debe contar con los precios derivados del empleo de los materiales requeridos, como los metros de tubería necesarios que estará en consonancia con las dimensiones de la edificación, o el número de placas solares en función de las necesidades.

No obstante, los costos del proyecto de instalación de paneles solares se reducen cuando los equipos se montan en serie, cuando algunos o muchos de los dispositivos son comunes, como sucede en el caso de las urbanizaciones de viviendas unifamiliares, desde acumuladores energéticos, vasos de expansiones, tuberías y válvulas acopladas en serie.

Proyectos de instalación



A pesar de los costes que se pueden derivar de un proyecto más o menos complejo, la energía solar tiene varias bonificaciones que no aparecen en la relación de precios, prescripciones técnicas y calidades que puedan contemplarse en él, y que la hacen bastante atractiva. Los beneficios de los proyectos de placas solares van más allá de las bondades técnicas de las instalaciones.

Por un lado, están los beneficios proporcionados por el ahorro que proporcionaría el empleo de otras energías sucias, gas o petróleo para producir la electricidad que consumiría el sistema; y, por otro, los extras que generan la venta de la energía excedente del sistema, en el caso de instalarse la variante fotovoltaica y, aún más, los que otorgan las administraciones públicas por acomodar energías renovables.

Éstas en forma de subvenciones o ayudas. Capítulo aparte lo forma los créditos también bonificados. Las ayudas de las administraciones pueden representar para el proyecto del orden de un 30% de la inversión, los créditos especiales, hasta un 70%. Los beneficios, vistas estas variables de la energía solar de consumo, van más allá de los mismos proyectos técnicos.

Se mire por donde se mire, los proyectos de instalación de placas para aprovechar la energía solar no son más que una puerta que se abre a las alternativas que ofrecen el idea de las mejores inversiones, más por menos.

Sergio Suárez