Placas solares agua caliente
Placas solares agua caliente

Placas solares agua caliente



Resumen: Agua caliente con los rayos de sol. El precio de una instalación de placas solares para producir agua caliente es de 1.800 euros. El coste anual de los equipos ACS es de menos de 60 euros para más de treinta años de vida.

Uno de los sistemas más populares para la aplicación de la energía solar a partir de las placas solares es la llamada agua caliente solar, sintetizada por el acrónimo ACS. El agua caliente solar utiliza un sistema que recoge la energía del sol mediante placas solares convencionales y la transfiere un intercambiador calorífíco para que se pueda emplear con fines domésticos. Los fines domésticos no son otros que los que demanda un hogar: La ducha, las bañeras, el fregado en la cocina y el del lavado de la lavadora.

En las casas familiares, y debido a que la demanda de agua caliente es muy estable en todo el año, se utiliza un sistema muy sencillo para generar agua caliente siguiendo el principio del termosifón.

Termosifon



La circulación del líquido del sistema, ya sea frío o caliente, se desarrollar por convección, que no es más que el aprovechamiento para su distribución gracias al diferencial de temperatura o lo que se conoce como circulación natural. Se suelen instalar aparatos pequeños con los sistemas ya preparados y preinstalados con intercambiadores de calor en espiral o doble envolvente, más eficientes. Termosifon

Otros sistemas algo más complicados y con rendimientos mayores presentan un acumulador para albergar el agua de uso doméstico. Estos aparatos algo más complejos precisan de un sistema de bombeo hidráulico que se pone en marcha o se detiene cuando el líquido llega a una temperatura o desciende por debajo de un nivel de calor dentro del circuito principal.

La ventaja que tienen estas aplicaciones de la energía solar es que necesitan de muy poco mantennimiento, resultan sencillos de instalar y, con el tiempo, han logrado un sorprendente nivel tecnológico, tanto en el uso de nuevos materiales, como en el desarrollo modular, como en su eficiencia y bajo costo.

Y si hablamos de números, una casa familiar de unos 80 metros cuadrados en la que vivan cuatro personas, supone una instalación de equipos por valor de 1.800 euros. Si tenemos en cuenta que el sistema puede durar trreinta o más años, estaríamos hablando de una inversión de menos de 60 euros por año. En una instalación corriente, el costo sería menor, pero habría que invertir dinero en calentar el agua, con los paneles solares es sencillamente gratis.

Sergio Suárez